Go to Top

Sefardíes

Santa María la Blanca

¿Sabías que los sefardíes son los descendientes de los judíos que fueron expulsados de España en 1492?

¿Sabías que, a pesar del paso de los siglos, la distancia y el diezmo que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial, conservan, prácticamente intacta, la lengua que se hablaba en la península?

Pues sí, todavía hoy en día se pueden encontrar sefardíes que continúan hablando castellano antiguo, conocido hoy como judeoespañol.

Durante la II Gran Guerra, una canción medieval, de cuando los sefardíes vivían en España, se convirtió en una especie de himno para los deportados. Fue interpretada por la vocalista FloryJagoda durante el descubrimiento de la placa en lengua judeoespañola en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, al que asistieron sobrevivientes y miembros de la comunidad sefardí internacional y dice así:

Arvolesyoran por luvyas, i muntanyas por ayres. Ansiyoran los mis ojos, por ti kerida amante. En tierras ajenas yo me vomurir. Enfrente de mi ay un anjelo, kon sus ojos me mira. Yorar kero i no puedo. Mi korason suspira. Torno i te digo: ke va a ser de mi? En tierras ajenas yo me vomurir.

Árboles lloran por las lluvias y montañas por los aires, así lloran mis ojos por ti, querida amante. En tierras ajenas yo me voy a morir, frente a mí hay un anhelo que con sus ojos me mira; llorar quiero y no puedo, mi corazón suspira. Vuelvo y digo: ¿qué va a ser de mí? En tierras ajenas yo me voy a morir.

Además, en un empeño por la conservación de lengua y costumbres, se funda en Israel la Autoridad Nasionala del Ladino, órgano encargado del estudio del judeoespañol, su protección y conservación, que edita con periodicidad la revista AkiYerushalayim, totalmente impresa en judeoespañol. En Madrid, el Instituto Benito Arias Montano también publica una revista de corte similar, titulada Sefarad.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *