Go to Top

¿Por qué do, re, mi, fa, sol, la, si?

notas musicales

En ocasiones damos por sentado que las cosas son como son desde siempre, nos conformamos y no ahondamos, no investigamos, no vamos más allá. ¿No os habéis preguntado nunca de dónde salen las notas musicales y por qué son Do, Re… y no Fu, Ma o cualquier otra cosa?

Las notas musicales son la representación de los sonidos en el pentagrama de manera ascendente en las líneas y espacios, son siete y van de más grave a más agudo.

Las 6 primeras (do, re, mi, fa, sol, la) aparecen en el siglo XI de la mano de un monje benedictino, Guido D’Arezzo, que les da nombre inspirándose en la sílaba inicial de unos versos en honor a San Juan Bautista («Ut queant laxis, Re sonare fibris, Mira gestorum, Famuli torum, Solve pollute, Labii reatum, Sancte Iohannes»). La séptima (si) fue añadida en el siglo XVI y corresponde con las dos primeras letras del último verso de la ya citada composición. D’Arezzo, además de nominar las notas musicales, creó un sistema de notación (muy parecido al de hoy en día) situando las notas dentro de un patrón de cuatro líneas (que más tarde se convertiría en cinco) en diferentes alturas según su sonido en vez de en una que era lo que se venía haciendo hasta ese momento.

En aras de mejorar y favorecer el canto, Ut terminó por transformarse en Do (Dominus) en el siglo XVIII, pues la terminación vocálica es mucho mejor que la consonántica.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *