Go to Top

Nuestros talibanes

Cueva de Chaves

Hemos sabido esta semana que el llamado Estado Islámico ha destruido decenas de figuras del Museo de Mosul en Irak, algunas de las cuales datan de los siglos VII y VIII a.C.

En estas mismas fechas también ha aparecido en los medios una información en relación con las diligencias de un juicio contra un empresario leonés, acusado de destruir un yacimiento arqueológico.

Están juzgando unos hechos sucedidos hace ya unos 8 años. Unos hechos gravísimos, que en su día pusieron a prueba la capacidad de asombro de cualquiera, y que muestran lo que le puede suceder a una sociedad si no pone límites a la conducta de los hombres cuando son poderosos y no respetan a sus semejantes.

En Marzo de 2009 se tuvo noticia de que el yacimiento neolítico de la Cueva de Chaves, situado en la Sierra de Guara (Huesca), había sido destruido. La cueva se encuentra dentro de una finca de caza, propiedad del empresario minero Victorino Alonso.

Existe un documental sobre estos hechos que intenta aclararlos. Recibió el Premio al Mejor Documental en el Festival de Cine de Zaragoza 2009, y fue finalista Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa 2010, sección Oficial SCIFE 2010. Se puede visualizar en YouTube, en el enlace “Chaves, la memoria expoliada”.

En el juicio que se está ahora en curso, el juez ha impuesto a Alonso una fianza de 66,2 millones de euros para asegurar sus responsabilidades en el delito contra el patrimonio del que está acusado.

Victorino Alonso es un empresario que controla más del 50% del sector del carbón en España, y que protagoniza desde hace años multitud de hechos relacionados con subvenciones, nóminas impagadas y agresiones al medio ambiente, como la minería a cielo abierto en el Valle de Laciana.

En el suceso de la Cueva de Chaves se perdió uno de los yacimientos neolíticos más importantes de Europa. En España debemos implicarnos para que nuestro patrimonio no siga el mismo destino que el de Irak, sino que sea conservado para las generaciones futuras.


Referencias

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *