Go to Top

Manzanas

Manzana

Blancanieves cayó en letargo tras comer una de estas y Adán, inducido por Eva, condenó a los hombres a vivir fuera del paraíso por exactamente lo mismo. Quizá todos eran conocedores de lo beneficioso y saludable que resulta comer manzanas, y no pudieron resistirse.

Las manzanas poseen aminoácidos, pectina, ácidos, azúcares y sorbitol. La mayoría de estas sustancias son tremendamente benefactoras para el cuerpo humano. La cisteína: ayuda a eliminar las toxinas del hígado; la glicina: es un antiácido natural; la arginina: repara tejidos y fortalece los músculos; la histidina: es un elemento vasodilatador y estimulador de los jugos gástricos, y además ayuda en caso de gastritis y úlceras y combate la anemia y la artritis; la serina: fortalece el sistema inmunitario; la valina: aumenta el crecimiento en los niños; la lisina: ayuda en la producción de anticuerpos, la construcción de los tejidos y la absorción del calcio; la isoleucina: es necesaria para un crecimiento adecuado y para el equilibrio del nitrógeno; la pectina: funciona como fibra soluble y por lo tanto ayuda en la disolución del colesterol, y además combate la diabetes; las catequinas y la quercetina: atacan a los radicales libres que provocan el envejecimiento pues son antioxidante; el sorbitol: aporta calcio, hierro, magnesio, nitrógeno, fósforo, potasio, además de fibra y por lo tanto ayuda con los problemas intestinales y activa las funciones cerebrales; el glutamínico: es antiulceroso e incrementa la capacidad mental, etc…

Las manzanas sirven también como desinfectante bucal, combaten el insomnio, al ser diuréticas, sirven como remedio para la hipertensión arterial, su zumo se puede usar para bajar la fiebre y posee propiedades anticancerígenas.

¡Coma manzanas del tipo y de la forma que sea, se sentirá mucho mejor!

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *